"No te sirvió de nada advertirme de los peligros como:
-el cigarro
-alcohol
-gente mayor
-vagabundos
-calvos con lentes y corbatas ajustadas
Si resulta que tú, de entre todos, me haces más daño aun."
- Sueños y anhelos de una chica perdida (via ojos-que-lloran-letras)
"— Mis desvelos son pensando en ti. ¿Y los tuyos?
— Leyendo FanFics."
- Yo todos los días me mi vida. (via zakurohatsune)
"quizas, solo quizas la unica persona que necesito para ser feliz es a mi misma, con todo lo que yo llevo, flaca, gorda alta o baja, rubia, peliroja o como sea que este vestida o quizas desnuda; tal vez el primer paso sea este, saber que si yo no me llevo bien conmigo quien mas va hacerlo??"
- (via latingirlwithlatinaccent)
"Miradas se sostienen en el aire y en el espacio vacío, mientras mi mano recorría el paraíso. Sobre su palma, mis dedos tersos dibujaban corazones subiendo lentamente a su muñeca para posarse de nuevo en el centro de su mano. Era un desierto y yo un oasis. Era fuego y yo era agua. Era cielo y yo era infierno. Era inocente de todo deseo, mientras yo lo incitaba a pecar. Sin embargo, la tentación se controló de manera recíproca, y las miradas comenzaron a deleitarse con sonrisas, mientras las manos seguían danzando en una pista de baile sobre su pierna inquieta. Ni un solo sorbo de saliva fue probada del mar que ocultaba tras sus labios, pero sentía ya la humedad en mi boca hiperactiva por lanzarse a ese océano para ahogarse en soberana libertad de suicidarse en la eternidad de su lengua, que callaba las palabras que gritaban por salir, que se quedaba en silencio dejando que los ojos hablaran sin linde. Se sintió luego el roce de su otra mano, ya en mi oreja trepando quien sabe para llegar a donde. La piel de mi cuello acariciaba él con un par de dedos, mientras que con los restantes, acariciaba la piel cercana a mi mejilla. Pasó a mi cabello con el cual jugo durante unos segundos. El silencio seguía atacándonos y nosotros, nos rendíamos a sus pies. Las caricias continuas de nuestras manos fueron mas a fondo, dando a conocer un sentimiento en el interior de ambos; si, digo de ambos, porque sé, en mi interior, que él también lo sintió. Un movimiento de su mano era ya bastante para entender que me estaba diciendo “te quiero”. Un parpadeo de su mirada fugaz, era suficiente para entender el “quiero besarte”. Un solo silencio bastó para que el momento siguiera intacto, sin poder ir mas a fondo."
- Tatiana C. (via migajasyescritos)